MONSTER JAM: GRAVE DIGGER, CAMPEÓN ABSOLUTO EN MÉXICO

Grave Digger se corona como el campeón absoluto en Monster Jam Trucks World Tour, que se presentó en la Arena Ciudad de México, con un espectacular show con los más extremos y poderosos automotores. El público salió satisfecho con el resultado, a pesar de que El Diablo y El Toro Loco serían los favoritos. La sorpresa sería el piloto de Scooby Doo, una mujer.

MONSTER JAM

Texto y Fotos de Adrian MUÑOZ

El gran Tour de Monster Jam Trucks ofreció mucha adrenalina este fin de semana cuando diez de los mejores automotores extremos se presentaran en la Arena Ciudad de México, con un espectacular show, donde Grave Digger se coronaría como el campeón absoluto en diversas categorías; así mismo, el favorito de muchos, El Diablo, causaría una gran decepción y para sorpresa de muchos, Scooby Doo, sería uno de las mejores exponentes, pilotado por una mujer; El Toro Loco, sufriría una gran avería en su segunda participación y debido al suceso, quedaría fuera de las siguientes competiciones. Otra grata aventura se vivió cuando los Motocross Freestylers, demostrarían una gran variedad de piruetas por los aires, en sus vehículos de dos ruedas. Los más impactados con este magno evento serían los pequeños, quienes sin duda, se fueron sorprendidos con tanto talento al volante.

Desde temprana hora, cientos de aficionados a los monstruos extremos de las cuatro ruedas, se congregaron en la pista de la Arena Ciudad de México, en la llamada Pit Party, donde estuvieron conviviendo con los pilotos de estos vehículos. Ahí estaban los diez competidores y sus aparatosos vehículos, mostrando gran supremacía e impactando a todo aquel que se acercaba a ellos.

Los más destacados serían El Diablo, con su imponente imagen, comandado por el mexicano Lupe Soza; Scooby Doo, con gran alegría al observarlo y su gran piloto femenino, Nicole Johnson y Mohawk Warrior, con George Balhan y su estilo punk. También se notó la alegría de muchos competidores, al recibir a cientos de niños, jóvenes y adultos para autografiarles algún souvenir y tomarse una fotografía. Mark List y El Toro Loco eran de los más visitados; también se encontraban los hermanos Aaron y Radon Basl, quienes conducen Nea Police y el Rottweiller, respectivamente. Los demás conductores, mantenían una línea constante de público, como Neil Elliot y su Max-D; Mike Vaters Jr., con Overkill; Matt Cody, montado en Black Stallion y no podía faltar la estrella de la tarde, Pablo Huffaker, con Grave Digger.

Cuando el momento esperado llegó, el público en sus asientos y se dio el conteo de inicio, todos los asistentes gritaban entusiasmados y ahí estaban los diez motores rugiendo estruendosamente, haciendo una pasarela para demostrar su calidad, su porte y majestuosidad.

Cinco categorías, con seis jurados, quienes se encargarían de analizar cada movimiento de las camionetas ensambladas y se eliminarían las calificaciones más alta y más baja para tener un promedio. La máxima puntuación serían los 40 puntos y únicamente uno de ellos lo logró en una sola eliminatoria.

Así cada uno iba sorprendiendo con su talento, sus piruetas, los diferentes movimientos en cada una de las competiciones y no serían si no tres, los más aplaudidos, Grave Digger, campeón absoluto en cuatro de ellas; Scooby Doo, quien demostró esa maestría su conductora y El Toro Loco, quien a pesar de un grave accidente, logró encantar a los asistentes; no así El Diablo quien decepcionaría con su trabajo, pero encantó por su diseño tan voraz.

Los invitados especiales serían los Motocross Freestyle, quienes sorprendieron y dejaron boquiabiertos a la gran mayoría con sus atrevidos saltos en motocicleta, a más de diez metros de altura. Cinco acróbatas que lucieron espléndidos durante los minutos que duró su actuación.

Así, durante poco más de tres horas y media, la entrega y convivencia con los Monster Jam Trucks fue una verdadera fiesta de emociones para quienes estuvieron presentes, así como para los conductores de estos grandes vehículos.